¿Tu tipo de local es de Impulso o destino?

Impulso o destino. Cuando se trata de locales de Retail, esta es una de las primeras variables a considerar. Hablar de un negocio de impulso significa que nuestro giro es frecuentado sin estar programada la compra, es decir, el cliente sale a la calle y al pasar frente a nuestro local comercial surge el deseo; es un “impulso” el que hace que nos compren. Este tipo de giros regularmente requieren locales comerciales con altos flujos peatonales y ventanas vistosas.

Cuando el giro que queremos instalar se considera “destino” significa que la compra es premeditada o programada. El cliente hizo un análisis previo de las ventajas de nuestro producto en su lugar de origen y decidió acudir a comprarnos. Este tipo de variable nos indica que más que la mejor ubicación comercial, requerimos estar en la zona de influencia adecuada y con una inteligente estrategia de penetración, el consumidor acudirá a comprarnos.

Identificar si nuestro giro es impulso o destino nos ayudará a determinar con precisión el tipo de ubicaciones que necesitamos. No está excluido que existan giros con ambas características. ¡Ojo! Los locales con mayor flujo peatonal son más caros (rentas, guantes y traspasos) que los de menor flujo.